06 octubre 2011

Letras Malditas

Aquí les comparto un pequeño texto que realicé como continuación de un microcuento de un conocido mio (Pablo Delgado) seguidor de Lovecraft, espero lo disfruten: 


Tras ella se escuchaba la creciente carcajada demoníaca del doctor, corría y corría sin encontrar fin a sus pasos; mas Susana cayó en un pasillo sin fin, un eterno escapar con el terror pegado a su piel y la imagen del espejo devorando su cordura. La criatura le asediaba, y aunque el cansancio golpeaba su ser no podía dejar de correr, la puerta de plata que se divisaba al frente le implantaba la idea en su corazón de que solo ahí podría ser libre solo ahí podría dejar todo atrás, pero mientras mas corría, mas la puerta se alejaba de ella, convirtiendo todo en una antecámara del terror.

-Pobre niña, esta muy perturbada- se escuchó una voz en el fondo del cuarto oscuro.

-Trate por hipnosis hacerla encontrar algo de cordura, mas fue en vano, el proceso hipnótico solo hizo crecer mas sus delirios, y el recuperar su mente creo que será un proceso muy difícil- dijo el doctor viendo la mirada perdida de Susana sentada en el sofá, inmóvil.

-Le advertí que no leyera ese libro, no todos pueden resistir el poder que oculta tras sus letras pero ella insistió, su amor incalculable por la esotería la trajo a este punto-

- ¿Y que libro leyó?- Dijo el doctor preocupado.

Sacando un libro de negro cuero, viejo, con grabados extraños se le leía en la cara superior el titulo "Necronomicón"

1 comentario:

Irina Silente "Kzz" dijo...

Jajaja, me encantó! Aún cuando es un escrito tan pequeño, logra hacernos entrar en la desesperación de Susana. Lo que más me gusta son las últimas palabras. Ahora... quien sabrá cual versión del Necronomicón se habrá leído la señorita, jajaja