30 septiembre 2012

Extinción Astral [2.0]

Les dejo aquí de nuevo este cuento parte de mi cuentario (en desarrollo) "Los hijos del mal" , en esencia el mismo, simplemente se le hicieron unos cambios con respecto al borrador inicial y si fuera necesario se retomarán los cambios para el mismo

“Rojo, el cielo que cubre
Estos empedrados riscos.”


Miró el cielo rojo, las nubes negras corrían como si el tiempo huyera de su propio fin.

Encerrado en la pequeña y vieja cabaña, el hombre yacía de rodillas en el suelo, era  un títere sin quien manipulara sus cuerdas, su mente lo mantenía consiente pero su cuerpo no respondía. Miraba como a través de un cilindro, allí, cual si se encontrara en una habitación lejana,  enclaustrado en un agujero.

Sintió el crujir de sus huesos, fuertemente sonaban, el romper estruendoso de cada uno de ellos. Su cuerpo comenzó a moverse por decisión propia; sus manos se movían con fuerza y de un lado a otro, su torso iba y venía, como cuando el titiritero acomoda la posición de su muñeco.

Sus manos comenzaron a tornarse nudosas y sus dedos alargados crujían con cada movimiento incongruente,  para verlas convertidas en zarpas, en nudosas y pequeñas lanzas, y de cada dedo, uñas filosas crecían enormes, navajas hambrientas de carne.

Las manos subieron a su rostro, temblando, crujiendo, cada dedo se dislocaba y volvía  a su posición original, llenando de miedo su mente, su ser que se hallaba encerrado.
Se colocaron sus manos frente a su cara, las uñas ahora garras amenazaban moviéndose sin descanso y sin imaginarse lo que vendría, sus manos ya no tan suyas clavaron esas afiladas garras en su rostro con furia incontrolable.

Su cuerpo ya no era suyo, no sintió dolor en el momento y eso se lo confirmó, no sabía lo que pasaba solo veía a su cuerpo luchar por arrancar algo de sí, como sus manos trataban de sacar algo de sus adentros. Y miró esos dedos, esas uñas, esas garras acercándose a su claustro para tomarlo del rostro, jalarlo, arrastrarlo hacia el exterior, y ahí comenzó el dolor.

Sentía un dolor punzante, como si clavaran cuchillos en todo su cuerpo, ¿Pero que cuerpo?, pensó tratando de gritar, pero no había manera, su voz, su tacto no había reacción en sus sentidos, solo su mente existía ahí, y ahora su propio cuerpo lo estaba sacando de “si mismo”, en un momento pensó que todo era una pesadilla, pero el dolor era más y más insoportable.

Pudo verse a si mismo, sus manos ya habían sacado parte de su alma al exterior de su cuerpo. Si, su alma, su conciencia, ese sentido que gobierna a los otros ya era casi en totalidad arrancada de su carne. Sintió arder su cuerpo, esa forma que ahora asemejaba su antiguo cuerpo, fantasma de lo que fue ahora ardiendo en un dolor que como el tiempo corría y lo devoraba.

Luchó por regresar por conservar su cuerpo, pero este con furia desenfrenada lo sacó totalmente y lo lanzó lejos hasta el otro lado de la habitación y allí cayó herido, ardiendo, sufriendo.
Lentamente se levantó el alma, el espíritu agonizante, solo para verse frente a frente con lo que creyó su cuerpo,  ahora nudoso, moviéndose como la marioneta que parecía.

El cuerpo levantó su mano, crujiendo, temblando, apuntando con su dedo volvía a mirar el espíritu frente a él, sus ojos totalmente blancos transmitían furia y abriendo su boca un aullido bestial llegó hasta la conciencia del alma, cadenas surgieron del suelo atando al espíritu, cadenas mezcladas entre negro y plata, cadenas reales atando un fantasma. El alma miró aterrada su ser físico, la ventana a las espaldas del cuerpo mostraban el rojo del cielo y las nubes negras haciendo ver al ente físico frente a él más infernal de lo que ya era, humo salía de la boca del cuerpo y el aullido seguía yendo y viniendo en su conciencia.

El techo de la cabaña se abrió, y las nubes que ahora se movían en espiral, en el centro una montaña llena de riscos y empedrados de cabeza, atraían las nubes hacia si y como las aguas en un remolino se lanzaron sobre el alma tomándola y arrastrándola a el empedrado infernal haciéndola desaparecer.

El cuerpo se incorporó y dirigió sus pasos hacia la puerta, abriéndola y saliendo de la cabaña se escucho salir de sus humeantes fauces:  -“ Al fin libre” - y dirigiendo su andar hacia la ciudad, desapareció.

28 septiembre 2012

Escritos varios

Pues bien, es mucho el tiempo que he pasado fuera, trabajo, estudio, vida, generalmente no me gusta el dejar de escribir pero lastimosamente el día no cuento con 30 horas. de igual manera aquí les dejo un par de escritos hechos a la premura, entre trabajos y lecturas de estudio, algo simple y sin trabajo, simples pensamientos que salen del alma, disfrútenlo.


---------
Vuela a lo alto el silencio
que jamas pensó llegar
a cubrir la expresión de este cuerpo.
Negra en la noche
bajo la luna roja
que baña los sueños que gastados
se ven tras el tiempo.
Tras el viento y el polvo,
tras la niebla y el tiempo,
todo es irrealidad, todo es silencio.
 ---------

La lucha es dura, aquí en el campo de batalla,
la vida que ruge en clamores de ansias.
La lucha es constante,
la batalla es la vida
que hiere y golpea sin aviso, la eterna ira.
De rojo se tiñen las rocas,
desierto del alma al que volver se desea,
mas la realidad abraza y a ella me ata.
 ---------

17 julio 2012

Extinción Astral

Aquí les dejo este pequeño texto (yo lo llamo un pequeño cuento) algo hecho probando dejar fluir las palabras espero les agrade:


“Rojo, el cielo que cubre
Estos empedrados riscos.”


Miró el cielo rojo, las nubes negras corrían como si el tiempo huyera de su propio fin.
Encerrado en la pequeña y vieja cabaña, el hombre yacía de rodillas en el suelo, como un títere sin quien manipule sus cuerdas, su mente lo mantenía consiente pero su cuerpo no respondía. Miraba como a través de un cilindro, como si se encontrara en una habitación lejana,  enclaustrado en un agujero.

Sintió el crujir de sus huesos, fuertemente sonaban cada uno, como si los quebraran, su cuerpo comenzó a moverse por decisión propia; sus manos se movían con fuerza y de un lado a otro, su torso iba y venía, como cuando el titiritero acomoda la posición de su muñeco.
Sus manos comenzaron a tornarse nudosas y sus dedos alargados crujían con cada movimiento incongruente,  para verlas convertidas en algo que asemejaban zarpas y de cada dedo, uñas filosas como garras crecían enormes.

Las manos subieron a su rostro, temblando, crujiendo,  dislocándose y volviendo  a su posición cada dedo, llenando de miedo su mente, su ser que se hallaba encerrado.
Se colocaron sus manos frente a su cara, las uñas como garras amenazaban moviéndose sin descanso y sin imaginarse lo que vendría, sus manos ya no tan suyas clavaron esas garras en su rostro con furia incontrolable.

Su cuerpo ya no era suyo, no sintió dolor en el momento y eso se lo confirmó, no sabía lo que pasaba solo veía como su cuerpo luchaba por arrancar algo de sí, como sus manos trataban de sacar algo de sus adentros. Y miró como esos dedos, esas uñas, esas garras se acercaban a su claustro y lo tomaban del rostro, jalándolo, arrastrándolo hacia el exterior, y ahí comenzó el dolor.
Sentía un dolor punzante, como si clavaran cuchillos en todo su cuerpo, ¿Pero que cuerpo?, pensó tratando de gritar, pero no había manera, su voz, su tacto no había reacción en sus sentidos, solo su mente existía ahí, y ahora su propio cuerpo lo estaba sacando de “si mismo”, en un momento pensó que todo era una pesadilla, pero el dolor era mas y mas insoportable.

Pudo verse a si mismo, sus manos ya habían sacado parte de su alma al exterior de su cuerpo. Si, su alma, su conciencia, ese sentido que gobierna a los otros ya era casi en totalidad arrancada de su carne. Sintió arder su cuerpo, esa forma que ahora asemejaba su antiguo cuerpo, fantasma de lo que fue ahora ardiendo en un dolor que como el tiempo corría y lo devoraba.

Luchó por regresar por conservar su cuerpo, pero este con furia desenfrenada lo sacó totalmente y lo lanzó lejos hasta el otro lado de la habitación y allí cayó herido, ardiendo, sufriendo.
Lentamente se levantó el alma, el espíritu agonizante, solo para verse frente a frente con lo que creyó su cuerpo,  ahora nudoso, moviéndose como la marioneta que parecía.

El cuerpo levantó su mano, crujiendo, temblando, apuntando con su dedo volvía a mirar el espíritu frente a él, sus ojos totalmente blancos transmitían furia y abriendo su boca un aullido bestial llegó hasta la conciencia del alma, cadenas surgieron del suelo atando al espíritu, cadenas mezcladas entre negro y plata, cadenas reales atando un fantasma. El alma miró aterrada su ser físico, la ventana a las espaldas del cuerpo mostraban el rojo del cielo y las nubes negras haciendo ver al ente físico frente a él mas infernal de lo que ya era, humo salía de la boca del cuerpo y el aullido seguía yendo y viniendo en su conciencia.

El techo de la cabaña se abrió, y las nubes que ahora se movían en espiral, en el centro una montaña llena de riscos y empedrados de cabeza atraía las nubes hacia si y como las aguas en un remolino se lanzaron sobre el alma tomándola y arrastrándola a el empedrado infernal haciéndola desaparecer.

El cuerpo se incorporó y dirigió sus pasos hacia la puerta, abriéndola y saliendo de la cabaña se escucho salir de sus humeantes fauces:  -“ Al fin libre” - y dirigiendo su andar hacia la ciudad, desapareció.  

13 julio 2012

Lucidez del alma

Largo ha sido el lapso de tiempo sin escribir versos, estoy fuera de practica pero aquí les dejo este hecho golpeado por los fríos de mi pueblo natal.
--------------------------------------------------------

No construyo
ni sueños, ni esperanzas, 
ni cantos, ni augurios,
sobre las torres que apuntan al alba. 


De cristal son las bases
que mesen tus ideales
arrullándolas,
encadenándolas.


Del ayer no queda nada,
solo la furia,
del mañana no espero nada,
solo caminar sin las cenizas de las iras pasadas.


-----------------------------------------------------------

31 marzo 2012

El último en Babel [continuación/fragmento]


Aquí les dejo un fragmento de este cuento que me encuentro escribiendo, es aun un borrador por lo que puede contener faltas, espero sea de su agrado.

Akkad era un bello lugar, Al-Furat y Khabor vertian sus aguas y llenaban de vida la ciudad.
Nimrod gobernaba a mano dura pero llevando la cuidad a una bella época de bienestar; era regio, cazador imparable, pero detrás de todo su temple de acero, siempre pensaba en el bienestar de su pueblo.
Lo conocí bien, pues a pesar de mi joven edad me convertí en su mano derecha, aún viniendo yo de cuna humilde mi ingenio me ayudo a escalar.

-El cielo tan lejano, allí donde las penas no llegan y todo es infinito, el cielo Sarif, el cielo es a donde deberíamos ir-

-Perdón su alteza, no comprendo a lo que se refiere- le dije un poco confundido.

-Mira Sarif, si pudiéramos llegar ahí, a lo alto, sería el gobernante mas imponente, pues gobernaría en las alturas, y llevaría así a mi pueblo quien en lo alto, pero bajo de mi, estarían siempre a salvo, sin guerras, sin temores-

-Mimrod, majestad no comprendo su deseo-

-Mira Sarif, no debes entenderlo, simplemente crea para mi una estructura, una manera de llegar ahí a esas alturas-

-Así lo haré señor- conteste un poco temeroso.

Conocía bien a Mimrod y sabía que si no le obedecía lo pagaría con algo mas que mi vida.

Algunos lo llamaban el dios cazador y no solo por su afición a la caza si no que circulaban leyendas de que disfrutaba cazar a sus enemigos en combate y que como premio tomaba sus almas para él. Nunca pude verificar dicha historia y no quería tener que comprobarlo en carne propia.

Pasaron los días, yo me dedicaba a tiempo completo a el diseño de la estructura, una tras otra iban siendo desechados debido a las necesidades del rey Nimrod y este se ausentaba por largos periodos, actuando extrañamente como si ocultara algún secreto.

Al final de una semana de dibujos y decepciones Nimrod aceptó un bosquejo, era una torre circular, escalonada, cada piso sería como una instancia de la ciudad, contando con habitaciones corredores, entre otros; mas una petición de Mimrod me extrañó, este me pidió que a partir del piso del ultimo nivel se dejara de manera circular un espacio en vacío, un espacio libre que “conectara” la base de la torre con la cima. No entendí la petición pero igual lo hice.

La construcción inició, sin retraso; oh pobre de mi, si hubiera sabido lo que esta torre me depararía jamas hubiera seguido las indicaciones de Mimrod, incluso el desaparecer de esta vida hubiera sido mejor.  

Reflexión de un alma, de una mente


Prefiero seguir siendo el demonio que soy, ha ser para los demás un ángel blanco bajo sus falsos estándares, que atado de pies y manos no puede ya volar.
Se bien que ese ángel que ellos implantan no es mas que oscuridad enmascarada, falsedad y burda conveniencia.
Si soy demonio, un ángel de negro alado ante sus ojos, será por seguir mis sueños, por luchar, por vivir mi vida sin dañar la de los demás,  por vivir mi vida y no como ellos que viven la de los demás.

-Mauro Solís Hernández-

29 marzo 2012

Necroscope: DEAD MEN TELLS NO TALES


Retomando nuevamente las sugerencias de lectura les traigo un libro cuya temática es algo curiosa.
Agencias de espionaje, habilidades sobre naturales, vampiros, entre otros hacen de este libro algo interesante para una lectura de entretenimiento.

Necroscope (Crónicas Necrománticas en su traducción al español),con su subtitulo DEAD MEN TELLS NO TALES, fue escrito por Brian Lumley, este libro nos lleva en su inicio a la Inglaterra de la década de 1980; Harry Keogh nuestro “necroscope” es un niño cuya niñez y juventud se ve envuelta en eventos extraños, desde sus conocimientos aparentemente intuitivos así como su creciente habilidad matemática producto de su capacidad el poder hablar y aprender de los muerto.
Con el paso del tiempo Keogh crece y aprende a manejar mejor sus habilidades y así es contactado por la división de espionaje británico “E-Branch” (rama-E en español) con la cual debe enfrentar un gran peligro.

Al mismo tiempo, casi paralelamente en Rumanía, Boris Dragosani es contactado por “La cosa bajo la tierra”, Thibor Ferenczy, el cual le enseña al joven como robarle los secretos a los muertos manipulando sus cuerpos, convirtiéndose en un nigromante.
Boris trabaja para una organización secreta, una división de la KGB, que es aun en parte secreta para esta misma organización de espionaje ruso, y manipula acciones y persona para un propósito mayor, iniciar con el dominio de Rusia y expandirse.


Con la venida de los nuevos vampiros en la literatura y cinematografía actual, los cuales han dejado de lado la esencia fundamental de estos y las características que los hacían atrayentes como seres sobrenaturales (cayendo aquí en un comentario mas de índole personal y aclarando que no todos), Necroscope trae un estilo de vampiro que nos cura esa nostalgia pero de manera propia para esta saga.
El vampiro o Wamphyri como es llamado en Necroscope son criaturas parásitas, malignas, viles y completamente corruptas, con gusto por el sabor de la carne y la sangre humanas, así el vampiro es formado por la simbiosis del parásito y el ser humano.

Aquí les dejo el texto de la pagina Web del autor sobre el libro.

En la montañas de los Balcanes, Rumanía, un terrible mal esta creciendo. Enterrado hace mucho en suelo santo atado por tierra y plata, el maestro vampiro idea planes y conspiraciones. Atrapado en su no-vida, ni muerto ni vivo. Thibor Ferenczy esta hambriento de libertad y venganza.
Dragosani está deseoso de explorar la insondable maldad del vampiro, y éste le enseñará las horribles artes de la nigromancia, otorgándole la capacidad de arrancar todos los secretos de la mente y el cuerpo de los muerto

18 marzo 2012

Paraíso Perdido: John Milton [La recomendación en libros]



Hace mucho leí este texto, me había alejado un poco de las reseñas ya que no soy experto pero recordé 


que yo no hago critica, solo comparto, recomiendo para que otros lean también.

El Paraíso Perdido traducción de su nombre ingles Paradise Lost, dentro de la literatura inglesa es uno de los poemas épicos mas representativo, y la obra mas importante de John Milton (1608-1674). (Pueden leer sobre él aquí).

Está escrito en verso suelto, como el que empleó Shakespeare en muchas de sus obras. Sin embargo, Milton enriqueció sus posibilidades y aplicaciones, de igual forma que usó de forma profusa los símiles épicos, un tipo de comparación prolija y compleja que Homero y otros poetas clásicos habían utilizado con frecuencia en sus textos épicos.

Al principio del poema se expone su asunto: la caída del hombre en el pecado. Tras esto, se narra la historia de Lucifer (Satanás conforme la narración), el más bello de los ángeles, que antes de la creación del mundo encabezó una rebelión de ángeles contra Dios, por lo cual este le expulsa a él y a su séquito del Cielo y los condena a permanecer en un lugar terrible llamado Caos. Allí, Satanás arenga a sus fieles para vengarse de Dios, pero no con la fuerza, sino a través de la astucia y el engaño. Y para ello dispone que se utilice a una futura criatura suya, el hombre.

Tras un viaje por los negros dominios del Caos, Satanás llega a el Paraíso donde inicia sus movimientos para hacer caer al hombre en la desobediencia y el mal con lo cual estos pierden su derecho a vivir la felicidad de su hogar, el paraíso. Eva se torna vulnerable a las seducciones del ángel caído y mediante ella logra llegar a Adán haciéndolos perder la bendición inicial de Dios. 

Un detalle curioso de esta obra radica en como es presentado Satanás, Milton (el cual era perteneciente al movimiento puritano de la Inglaterra de su época) lo presenta como el protagonista principal, mostrándonos su rabia, su dolor, y haciéndonos incluso sentir compasión, esa compasión que se le da al héroe caído, sin dejar de mostrar la naturaleza oscura que ahora invade al antiguo ángel. De allí, de esa rebeldía que se llega ha hacer palpable y en ocasiones hasta compartida por el lector gracias a la manera de plantear el tema de Milton que se desprende una de las frases más representativas:

"[...]para mi, reinar es ambición digna, aun cuando sea sobre el infierno, por que más vale reinar aquí, que servir en el cielo.[...]"

La obra desde mi punto de vista es magnífica, tiene en su traducción al español algunas bajas en el sentido de las emociones creadas, creo es simplemente uno de esos clásicos que deben ser leídos.

Pueden leer El Paraíso Perdido en su versión digital aquí:
http://www.scribd.com/doc/5945216/El-Paraiso-Perdido-John-Milton

Milton perdió la vista (posiblemente por un glaucoma), de forma que en 1654 tuvo que empezar a dictar su obra a su ayudante. Tras El paraíso perdido escribió El paraíso recuperado (1671), que relata la historia narrada en el Nuevo Testamento sobre el enfrentamiento de Jesús con Satán durante los 40 días que pasó en el desierto.

Este es mi humilde resumen, espero les haya dejado la ganas de buscarlo y leerlo.

04 marzo 2012

Dark night dream

No es mi lengua madre, y mucho menos soy experto en esta, la hablo y la entiendo pero no a nivel para trabajo literario, espero les agrade


Here in this iced hell,
place full with shadow dreams,
full with lies and screams.

Dust angel I am,
angel who take
his wings away
to,a warrior, become
who wants only
live this dark play alone.

Ashes from a reality
burn my mind,
burn this innocent silence
that keep my soul alive.

All around, a white desert,
river of soul and innocence,
I may be dead to the world,
but always alive for the journey.




02 marzo 2012

Olvido [Sentencia Escarlata]

Escuchando música y viendo al azar trozos de una película película (1.soy mal televidente, 2. la pelicula era The Three Musketeers) miré lo que es el caso del olvido hacia una persona, olvido que se da como sentencia, ejecución al mas cruel crimen...
No soy muy dado a estas composiciones pero se dió, igual aquí se las dejo

Sola hoy,
te envuelve la oscuridad de la habitación,
que es caricia del tiempo
que con azotes
te carcome y te olvida,
cenizas eres al viento.

La luna roja hoy es
la que tu pasado conmemora,
la última en esta mascarada
antigua rosa escarlata.

De milagros se llenó
cada latir de tus venas
cada minuto de tu corazón,
y hoy eres simple criatura,
desdichada y sola
te meses en tus recuerdos
leña al fuego para esa
tu fría alcoba.

14 febrero 2012

Final de un Sueño

Pinturas de rosas,
sangrientas memorias,
muerto el jardín
de una vida sin fin.

Las manchas en el papel,
hojas de un diario
que son
la vida a defender,
pues la historia tras cada pintura
contada ya fue con el atardecer.

Perdido en mi propio mundo
pesadillas del jardín muerto y profundo,
partituras que sangran
palabras y notas que desgarran.

De vuelta al camino

Después de una corta ausencia (la verdad no se si fue corta, para mi fue eterna), estoy de regreso aquí en este clan del silencio, me imagino que es relevante para algunos, para otros da lo mismo, pero he vuelto, y espero que las letras compartidas le sean de su agrado.

Ooohhhh es bueno estar de vuelta.

27 enero 2012

Saludos Cordiales a todos los seguidores

Por motivo de estudio y trabajo me he encontrado distanciado de este espacio y las letras, espero estar con ustedes pronto, por el momento seguiré fuera algún tiempo más pronto estaré de nuevo por aquí

Saludos


08 enero 2012

La ira del alma [Iram animae]


Calma a las afueras del ser
que antagoniza
fiera y sencilla,
las iras que ata
en grilletes de fuego,
lazos de plata,
ataduras que
corroen cada espacio de esta
oh pobre alma.

Ya hoy no hay
sentido que pueda
obviar de dulce manera
los abates  sanguinarios
de la déspota veracidad.

Y el tiempo solo corre
tras las frías siluetas,
que viven
del viento adormecidas,
sin dejar de llamar
a mis demonios,
a mis ángeles
simple agonía.

02 enero 2012

La sombra del lobo

Les comparto esta historia que leí en la web me agradó mucho su moraleja:


Cuando el discípulo estaba acabando su instrucción y ya le quedaban pocos días para partir, el maestro le llamó a su presencia:
-Querido discípulo -le dijo- sé que me has soportado durante muchos años y que has aguantado estoicamente un entrenamiento duro y agotador. Eres el único que queda de los discípulos a los cuales saludé y recibí cuando llegésteis aquí. Sé que nunca he tenido una palabra de ánimo o aliento gratuita para tí. Por eso, voy a regalarte.algo que nadie conoce, una nueva técnica mortal, se llama "la sombra del lobo". Pero te la enseño sola y únicamente para que no la enseñes ni la difundas, quédatela sólo para tí y para cuando la necesites.
El discípulo aceptó e inmediatamente el maestro comenzó a enseñarle una técnica muy rara, extraordinariamente complicada, confusa y difícil. Tanto que, asustado, dijo al finalizar de verla:
-¡Para aprender ésa técnica tendría que estar aquí casi tantos años como los que he estado!
El maestro sonrió:
-Exacto, considera la posiblidad de quedarte para aprenderla, o de irte con lo que has aprendido. Como ves, ya apenas quedan discípulos de tu grado, tú serías el único avanzado que seguiría con mis enseñanzas, por lo que yo no tendría problema para enseñártela y dedicarte más tiempo. En tus manos queda. Solamente quiero que sepas que, si decides irte, no habrá vuelta atrás ni segundas oportunidades, y no podrás regresar de nuevo aquí.
El discípulo se quedó pensativo: ¿soportar de nuevo los exámenes del viejo gruñón que no admitía errores y sus pesados trabajos? ¿Agotar otros tantos años sin casi dormir y entrenando y trabajando para el monasterio a cambio de nada? ¡Si lo contara a sus familiares cuando regresara se reirían de él!
-No, mejor me quedo con lo aprendido, estoy bien así.
-Como quieras. -Aceptó el maestro, con una sonrisa. Y entonces parecía diferente, más simpático.
Pero, antes de marchar, ya en la puerta de salida, el discípulo se giró hacia el maestro:
-Me gustaría saber una última cosa, solo una: ¿por qué sonrió cuando le dije que me iba, si apenas lo hacía nunca mientras estuve aquí entrenando?
Cálida y tiernamente, el maestro tocó con su mano el hombro del joven:
-Querido amigo, porque cuando estabas con tus instructores y apenas te veía, cuando lo hacía para verificar tus avances en el arte marcial, tenía que hacerlo con gesto serio y autoritario, y era algo que me apenaba mucho, porque yo no soy así. Mas debía hacerlo para que tuvieras desde un principio la certeza de que mi arte y mis enseñanzas son serias. Sé que tengo fama de viejo cascarrabias y duro, fama que nunca me importó, aunque es injusta porque como sabes pocas personas se han relacionado conmigo. Ahora ibas a hacerlo tú, en un puesto avanzado y desde un lugar privilegiado, dedicándote todo mi tiempo. Y decidiste no continuar. Pero no te sientas mal, como ves, no hay nadie más de tu nivel por aquí, y eso es porque ninguno aceptó continuar con mis enseñanzas, todos eligieron lo mismo que tú cuando les hice tu misma prueba.
Se cerró la puerta detrás de él y el discípulo comenzó a caminar, alejándose del lugar, llorando y con una gran pena en su interior. No había conseguido saber lo que había ido a aprender. Ya podía regresar a su pueblo avergonzado, avergonzado por no tener la fuerza interior ni el valor para llevar su decisión de dominar el arte marcial y perseverar en sus enseñanzas.
- A veces estamos a un paso de querer conseguir nuestros propósitos y, sin saberlo, tiramos la toalla, nos volvemos atrás, y tenemos que volver a empezar. A veces los demás nos empujan a decisiones erróneas por no saber escucharnos a nosotros mismos. A veces tenemos que alejarnos algo de los problemas y las pruebas para verlas con auténtica perspectiva y para afrontar y encauzar una salida adecuada. -

Autor: Luis Domelhajer Gonzalez 

Karate-do tradicional: un arte marcial en las sombras